LOQUILLO

Loquillo

Loquillo

¡Qué locura! Luces por doquier, moviéndose a la velocidad ¿de la luz? No tanto como eso, pero con continuas salidas y entradas en el encuadre, dificultando la medición -puntual, por cierto- y provocando la necesaria sincronización del disparo con su recorrido. Es como sincronizar el flash con la cámara, aunque más complicado. Todo para evitar rostros quemados o muy subexpuestos.

Medid en puntual, y esperad. Esperad a que las condiciones de la medición se repitan, disparad entonces. Y si se mueve el cantante, pues repetid el proceso. Tedioso y entretenido a la vez. 10 minutos -3 canciones- de baile de luces en sincronía con vuestra cámara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: